4 días en Gante y Brujas. Día 1: La llegada

Dos años ahorrando. Un terrible atentado en el aeropuerto de Zaventem, en Bruselas, que a punto estuvo de hacernos cambiar de destino. Vueling que nos cambia el itinerario de vuelo,  pasando de tener un vuelo directo a uno con escala (tanto a la ida como a la vuelta). El hotel que nos rechaza dos veces la tarjeta de crédito. A la tercera fué la vencida. Y dos días antes de viajar un problema de salud de un familiar. ¿Acaso el destino nos está intentando decir algo?. Pues ni caso. Nos vamos a Gante sí o sí. El viernes, a las 7.30 de la mañana estamos como clavos en el punto en el que hemos quedado. Como niñas con zapatos nuevos. Listas para que nos acerquen hasta el aeropuerto. El avión no sale hasta las 9.15. Pero no importa. Mejor que sobre tiempo que no que falte.

Vuelo-de-ida048-1024x768 4 días en Gante y Brujas. Día 1: La llegada Viajes

Pasamos el control de seguridad sin ningún problema. Lo primero, buscar la puerta de embarque. Lo siguiente, buscar una cafetería para tomarnos nuestro primer café del día. El tiempo pasa rápido. Nos acercamos a la puerta de embarque. Tenemos embarque prioritario. Qué importantes!. Entramos en el avión de las primeras. Despegamos con cinco minutos de retraso. En poco más de una hora estamos ya en Barcelona. Sobre la hora prevista. Toca volver a esperar. Nuestro vuelo hacia Bruselas no sale hasta las 12.40. De nuevo, buscamos la puerta de embarque. Tenemos tiempo de volver a tomar un café. Y hasta de darnos una vuelta por las tiendas del aeropuerto. El tiempo en Barcelona es bueno. Se acerca la hora de embarcar. Nos acercamos hasta la zona de embarque. Esta vez nos toca hacer cola. Y esperar. Son las 12.40 y seguimos en la cola. Ya no salimos a la hora. A las 13.00 ponemos rumbo al aeropuerto de Zaventem con 20 minutos de retraso. Tenemos dos horas de vuelo. Tiempo de comer. Sacamos los bocadillos de las mochilas. El olor a chorizo invade al avión. Algún que otro pasajero nos mira con ojos golosos. Enseguida empieza el servicio de catering a bordo. Menos mal!. El resto del viaje lo pasamos leyendo. Charlando. Haciendo crucigramas. Incluso echando alguna cabezadilla. El comandante anuncia por megafonía que estamos llegando. Son las 14.50. Hora prevista de llegada. El viento de cola nos ha traído raudos y veloces!.

Vuelo-de-idaBarcelona051-1024x570 4 días en Gante y Brujas. Día 1: La llegada Viajes

Salimos del avión. Estamos en tierras belgas!. Toca buscar la estación de tren que nos llevará a Gante. No tiene pérdida. Sólo hay que seguir los carteles con el dibujito del tren. Una vez fuera de la terminal hay que bajar hasta la planta -1. Antes de acceder a los andenes tenemos que comprar los billetes. Lo intentamos en las máquinas. Marcamos tres billetes standars hasta la estación de Ghent Sint-Pieters. Son 15,40 euros cada uno. Vamos a pagar y … sólo admite monedas y tarjeta de crédito. Pues nada. A la taquilla. Está allí mismo. Nos atiende una señorita. Con nuestro poco de inglés y su otro poco de castellano sacamos los tres billetes, nos confirma el andén que tenemos que coger y el sentido del tren que debemos tomar. Google map ya nos lo había indicado previamente. Bajamos al andén y a la hora prevista llega el tren. Ni un minuto antes ni un minuto más tarde. Puntualidad inglesa!.

Vuelo-regresoSint-Pieters481-1024x768 4 días en Gante y Brujas. Día 1: La llegada Viajes
Estación Sint – Pieters

En 54 minutos llegamos a la estación de Gante. Apenas tres paradas desde que salimos del aeropuerto. Toca buscar un tranvía que nos acerque hasta el hotel. Pero antes hay que salir de la estación. Está toda en obras. Unos carteles nos indican el camino hacia el tranvía. Llegamos a la salida. ¿Cogemos el tranvía número uno, que está a la izquierda, o nos vamos hacia la derecha de donde salen los tranvías 21 y 22?. Mejor vamos a lo seguro. El 21 o el 22. Que ya sabemos qué sentido debemos coger. Melle Leeuw. Eso nos ha dicho Google map. Toca buscar la parada. Después de unas cuantas idas y venidas por fin la localizamos. Delante de nuestras narices. O lo que es lo mismo, delante de la puerta principal de la estación. Tiene un letrero que pone 18. Bien grande. Siguiente problema. Sacar el billete. Se le puede pedir al conductor. Pero no es buena idea. A parte de ser más caro, no sé si nos íbamos a entender bien. Aún no tenemos práctica con el inglés. Localizamos las máquinas expendedoras. Cerca de la parada. No hay hijo de madre que entienda lo que pone. Ni en inglés ni en francés ni su pu… Sólo en flamenco. Optamos por pedir ayuda. Una chica, que pasaba por allí, muy amablemente nos saca los billetes. 3 € cada uno. Está caro el transporte en Gante!. Aunque durante una hora te puedes subir en tantos tranvías como te sea necesario. Enseguida llega el 21 con dirección Melle Leeuw. Validamos los billetes en la máquina que hay en la entrada. Tenemos que bajarnos seis paradas más adelante. Las vamos contando. Aún así, un panel en el tranvía indica las paradas por las que vamos pasando.

Llegamos a nuestra parada. Y ahora, buscar nuestro hotel. ¿Vamos hacia la izquierda o hacia la derecha?. Menos mal que con Google map habíamos sacado un pequeño mapa con el camino a seguir hasta el hotel!. Estamos cerca. Hay que buscar el canal y seguirlo. No tiene pérdida.

Hotel446-1024x768 4 días en Gante y Brujas. Día 1: La llegada Viajes
Hotel Onderbergen

Llegamos al Hotel Onderbergen y hacemos el checkin. “Du yu espikispanis?” le pregunto a la chica de recepción. “Nou”, me dice. Pues ala, a ver cómo nos apañamos. Y nos apañamos. Entendemos bastante bien lo que nos dice. Y lo que no, nos lo imaginamos. Los gestos ayudan bastante. Nos da la llave de la habitación y la de la puerta de entrada. Son la misma llave. Prefiero no detenerme a pensar lo que eso puede significar!. Estamos en la habitación número 2. Justo en frente de recepción. Para mí, que después del baile de tarjetas que tuvimos, éstos no se fían mucho de nosotras y nos quieren tener controladas!. Entramos en la habitación. Espaciosa. Grandes ventanales. Decoración un  pelín ecléptica. Pero acogedora. Nos gusta. Deshacemos las maletas y nos preparamos para nuestra primera visita a Gante.

Canales211-1024x768 4 días en Gante y Brujas. Día 1: La llegada Viajes
Rio Lys

Son ya algo más de las seis y cuarto de la tarde. Tenemos que ir hacia la oficina de turismo, a sacar las City Card de Gante. La chica de recepción nos indica cómo llegar. Sólo tenemos que seguir el canal y estamos en el centro histórico de Gante. Una vez ahí, tiramos de mapa para localizar la plaza Sint Veerleplain. Ahí está la oficina de turismo. En la antigua Lonja de Pescado. Muy cerca del Castillo de los Condes de Flandes. Pero cuando llegamos está cerrada. Por los pelos. Son las 18.40 y cierran a las 18.30. Tendremos que volver mañana.

Aprovechamos a dar un paseo por los alrededores. Para ir situándonos. Decidimos sentarnos en una terraza de la plaza Sint Veerleplain. En el café De Sorre. La idea es pedir tres cafés. Cada uno de su padre y madre. A ver cómo se lo explicamos al camarero. “Du yu espikispanis?“. Pues no. Empezamos por el fácil. “One caffe latte”. Yo desisto de mi cortadito corto de café y me lanzo directamente a por otro “caffe late” y que sea lo que dios quiera!. El problema viene ahora. “Anoder cafelate, bat fiu cofi an much milk. Ok?” (todo ello acompañado de gestos). Y nos entendió!. Nos trajo tres cafés con leche con poco café y mucha leche!. Y junto a ellos la cuenta. 10,50 euros. Virgen santa qué hemos roto!. Deben ser las vistas, que las cobran.

Cafetería062-1024x677 4 días en Gante y Brujas. Día 1: La llegada Viajes
Café De Sorre en la plaza Sint-Veerleplein

Empieza a anochecer y las terrazas se van llenando de gente dispuesta a cenar. Tenemos que buscar un sitio para cenar. Recorremos varias terrazas mirando sus cartas. No hay quien entienda nada. Están en flamenco. Estamos en el muelle de Greslei. Vemos un restaurante italiano. En la carta Pizzas, Spaguettis, Lasaña… Con eso nos vale. No nos lo pensamos más y pedimos mesa. Son las ocho de la tarde. Cenamos dentro del restaurante. Afuera, en la terraza, hace fresco. Pedimos dos platos de spaguettis a la carbonara y una lasaña. Para beber agua. Sin gas. Mientras esperamos nos sirven un aperitivo. Lo devoramos. Llegan los platos. El tamaño es considerable. Están buenos. Finalizamos la cena y pedimos la cuenta. Todo ha sido unos 57 euros. No está mal para haber cenado en uno de los sitios más turísticos de Gante.

Muelles-Greslei-Koreslei169-1024x767 4 días en Gante y Brujas. Día 1: La llegada Viajes
Muelle de Graslei

Regresamos al hotel. Nos sienta bien el paseo para bajar la cena. Ya en la habitación organizamos turnos para la ducha, planificamos el día de mañana y conectamos la wifi para comunicarnos con la familia.

Canales230-1024x700 4 días en Gante y Brujas. Día 1: La llegada Viajes
Atardecer sobre los canales de Gante.

Estamos agotadas. Mañana, a las ocho, sonarán las alarmas de los móviles.

Mariarka

Mi profesión. Profesora vocacional. Mi trabajo (cuando lo tengo). Formadora de cursos de informática. Y en los ratos libres, devoradora de libros, fotógrafa de recuerdos y vistas, organizadora de eventos familiares, incondicional de las reuniones con amigos y aficionada a descubrir nuevos rincones y lugares, cercanos y lejanos.